Descalcificadores

Los descalcificadores domésticos se instalan en la acometida general de tu edificio o vivienda y te ofrecen un tratamiento del agua de todo el circuito eliminando la cal.

Instalar un descalcificador de agua es realmente necesario si vives en una zona con agua dura o muy dura. Además, aportan múltiples beneficios: reducen las averías de electrodomésticos, suponen un ahorro energético, eliminan las manchas producidas por la cal, protegen las tuberías de la acumulación de cal y mejoran la piel y cabello.

Si tienes alguna duda o consulta sobre qué descalcificador se ajusta más a tus necesidades estaremos encantados/as de ayudarte 910 601 767.